31 de diciembre de 2015

¿Qué tal si terminamos el año con trucos de belleza?

¡Buenos días!
¿Ya sabéis como arreglaros esta noche? Yo no creo que me maquille ni que me peine mucho, ya que cenaremos en casa en familia y nos iremos a dormir pronto (con niños ya se sabe jejej). Aún así, he pensado en vosotras, en las de "No sé que ponerme" y por eso, he seleccionado tres tipos de mascarillas faciales con ingredientes caseros para pieles secas, grasas y mixtas. También os voy a enseñar los pasos de maquillaje ideales para resaltar vuestras facciones y un peinado muy sencillo.




Mascarilla para piel grasa de huevo y limón.

El limón secará los granos y la clara de huevo hará que la piel esté más tensa durante unas horas, por lo que parecerá que tenemos menos arrugas.

Para elaborar esta mascarilla, tenéis que exprimir medio limón y mezclar el zumo con la clara de huevo. Una vez mezclado lo tenéis de batir hasta que la mezcla haga burbujas. Lo aplicáis en el rostro (menos en el contorno de los ojos) durante 20 minutos y lo retiráis con agua tibia. Finalmente os podéis aplicar vuestra crema diaria para hidratar la piel.

Mascarilla para piel mixta de yogur, miel y limón.

El limón nos ayuda a limpiar el rostro de impurezas, el yogur hidrata y la miel nos aporta brillo.

Para elaborarla, mezclamos una cucharada sopera de yogur natural sin azúcar con una de miel y otra de zumo de limón. Dejamos actuar 20 minutos y retiramos con agua bien fría. Al igual que en el caso anterior, es recomendable que al finalizar os apliquéis vuestra crema.

Mascarilla para piel seca de chocolate.

El chocolate aporta brillo e hidrata la piel debido a su alto contenido en grasa.

Necesitaréis una barrita de chocolate negro puro sin azúcar y aceite de almendras (el aceite de oliva también puede ir bien). Funde el chocolate al baño maría y agrega dos cucharadas pequeñas de aceite. Una vez que se haya enfriado te lo puedes aplicar y deja que repose unos 20 minutos. Para finalizar, limpia la cara con agua y jabón especial para pieles secas y aplica tu crema de rostro.



Maquillaje.

Como maquillaje, he elegido una técnica que consiste en marcar las facciones de la cara con ayuda de un iluminador y un bronceador. Para los labios he usado una barra de larga duración. Por lo demás, no hay mucho que decir, se puede apreciar en las fotografías.

Una vez aplicada la crema hidratante, la base y el contorno de ojos, podemos empezar a contornear el rostro.

Primero aplicamos el iluminador en el entrecejo, encima de la nariz, encima de los pómulos y la barbilla. Difuminamos con una esponja.



Luego, con un pincel fino aplicamos el bronceador en los laterales de la nariz, debajo del pómulo y en la frente (en forma de corazón). Difuminamos bien con una brocha.



Cuando lo tenemos difuminado, aplicamos un poco de rubor en las mejillas y seguimos difuminando. Es importante realizar este gesto para que el rubor quede en su sitio.


Para los ojos, primero aplico un color iluminador en el parpado móvil. Para este caso he usado un blanco perla. Luego, he aplicado un gris oscuro en la parte del final y en la cuenca del ojo. 
Os aconsejo difuminar las dos sombras con un pincel especializado y para una mirada más intensa, es importante realizar la línea superior con un eyeliner y la inferior con un lápiz. Tampoco puede faltar una mascara de pestañas XXL.


 Para una mirada más intensa, es importante realizar la línea superior con un eyeliner y la inferior con un lápiz. Tampoco puede faltar una mascara de pestañas XXL.


Peinado.

Con el pelo nunca me ha gustado complicarme la vida, además, en un día como hoy, si os hacéis algo muy formal y repeinado (como digo yo jaja) es casi seguro que a media noche se os haya estropeado. Creo que lo mejor es algo que parezca despeinado y desordenado desde el minuto uno. ;)





¡Feliz año nuevo a tod@s!

No hay comentarios:

Publicar un comentario